Noticias

Hoy en día es muy frecuente el uso de tacón porque creemos que tienen los siguientes beneficios:

  • Dan forma a los gemelos.
  • Dan apariencia de piernas largas.
  • Mejoran tu postura.
  • Realzan tu aspecto.

Pero...estamos muy equivocados ya que más que beneficios nos provoca perjuicios. A continuación voy a enumarar algunas de las razones de porque no debemos usar tacones:

  • Aparición de metatarsalgias: Dolor en la zona anterior del pie que consiste en una inflamación de la cabeza de los metatarsos provocado por un exceso de presión en esta zona.
  • Alteración de la pisada: Provoca que los músculos del arco plantar se acorten provocando la típica fascitis plantar.
  • Acortamiento de los gemelos: Una vez que usamos los tacones, los gemelos se acortan debido a que se produce una elevación del talón y debido a esto, cuando una persona usa un zapato plano sufrirá dolor ya que este músculo estará acortado y no lo podrá alargar.
  • Problemas circulatorios: Debido al acortamiento de los gemelos y a la presión que se le somete al tobillo, pueden aparecer varices e incluso se puede producir retención de líquidos.
  • Aumento de la curvatura lumbar: Esto se produce sobre todo en la zona más baja de la zona lumbar apareciendo las típicas lumbalgias (dolor lumbar) e incluso futuros problemas discales y artrósicos.
  • Aumento de torceduras de tobillo a causa de una caída.

Lo ídeal es no usar tacones pero si lo quiere usar, voy a detallar una serie de consejos:

  • Hidratación de los pies.
  • Almohadillas de silicona.
  • Barras metatarsianas en el calzado.
  • Calzado de repuesto.
  • Baños de contraste.
  • Altura del tacón: 2,5-3 cm, lo ídeal es a mayor altura del tacón menos tiempo, pero no usar un tacón muy alto.

Para aliviar esos dolores despues del uso de tacones se aconseja realizar lo siguiente:

  • Fortalecer abdominales.
  • Ejercicios de relajación lumbar.
  • Estiramientos de los gemelos.
  • Técnicas de relajación.
  • Deporte para mejorar el equilibrio múscular.
  • Si persisten las molestias, acudir a un fisioterapeuta o a un podólogo.